fbpx

Etapas emocionales de una boda: Inteligencia emocional necesaria

Banner para el blog de inteligencia emocional

Un currículum anuncia tus habilidades y responsabilidades relacionadas con la organización de bodas. Pueden incluir la capacidad de planificar itinerarios meticulosos u organizar pilas de contactos y acuerdos con proveedores. Pero cualquier organizador de bodas te dirá que sus responsabilidades laborales van mucho más allá de lo tangible. Trabajar con los clientes a lo largo de las múltiples etapas de una boda a menudo significa ser en parte terapeuta, en parte árbitro y en parte susurrador de parejas.

Así que, aunque te preguntes qué hace un organizador de bodas, la verdadera pregunta es: ¿qué no hace un organizador de bodas?

Éstas son algunas de las etapas emocionales por las que suelen pasar los novios antes de dar el "sí, quiero", para que puedas estar preparado para cada una de ellas y poner en práctica tus dotes de organizador de bodas.

Júbilo

Has recibido un mensaje de voz. Oyes el sonido de un nuevo mensaje de texto y, en la parte superior de tu bandeja de entrada, te espera un correo electrónico con el asunto "Nos hemos comprometido". Tus clientes, o clientes potenciales, están disfrutando de la euforia posterior al compromiso mientras cuentan a su familia y amigos que se van a casar. Ya no pueden contenerse más y están listos para empezar a planearlo, y es entonces cuando empiezan a entrar en tus mensajes de texto. 

Es un momento de euforia para los futuros esposos. Mientras que algunos ya lo tienen todo preparado y sólo necesitan la luz verde oficial, otras parejas pueden sentirse abrumadas, no por la idea de pasar su vida juntos, sino por la planificación de una celebración memorable que marque ese hito. Desde presupuestos a damas de honor, pasando por DJs y paredes de donuts, la planificación de una boda es un lenguaje totalmente nuevo para muchos. Como organizadora de bodas, es esencial ir a cada consulta inicial con el corazón y la mente abiertos. 

Confusión

Ha dicho "¡sí!". ¿Y ahora qué? Puede que seas la primera llamada de una pareja que está lista para empezar a planificar hoy mismo, o puede que recibas consultas preguntando: "¿Qué hace un organizador de bodas?". 

Afortunadamente, la página web o los materiales de marketing de tu empresa de organización de bodas ofrecen, como mínimo, una instantánea de tus servicios de planificación, pero saber si la visión de una pareja coincide con tu experiencia empieza con una conversación. Comience su consulta, ya sea en persona, por teléfono o a través de Zoom, con estas preguntas útiles para sentar las bases y entender las expectativas.

Los tableros de Pinterest y las ideas de Instagram son divertidos, pero ponerse manos a la obra con una pareja puede ser un proceso difícil y emotivo. Si ya han empezado a planificar el presupuesto, puede que se lleven un buen susto. 

Minimiza las dudas haciendo saber a las parejas que las primeras etapas de una boda pueden ser un momento de aprendizaje y escucha. Es perfectamente normal emocionarse e incluso sentirse abrumado, ¡ahí es donde brilla tu experiencia!

Comprobación de la realidad 

Se supone que las bodas son un momento de alegría, pero a menudo están repletas de emociones inesperadas. Todas las etapas de la boda a las que tiene que hacer frente un planificador.

Tu novia ha visto todos los episodios de Di sí al vestido. Tiene una carpeta llena de los vestidos de sus sueños, números impresos para que su tribu de novias pueda puntuar sus favoritos del uno al 10, y tiene un Yeti blanco lleno de champanes escalofriantes. 

Pero en realidad, la mitad de la tribu de la novia llegó tarde a la cita para probarse el vestido, tu novia sólo tiene una hora para probarse cuatro vestidos, y la asesora sólo sacó vestidos de fiesta pero tu clienta quiere siluetas de sirena. La futura florista tendrá una rabieta. 

Como organizador de bodas, no es infrecuente ir más allá del deber. Puedes convertir lo que podría ser una decepción colosal para tu cliente en un resquicio de esperanza. Las redes sociales añaden otra capa de complejidad a las parejas de hoy en día, ya que pueden crear expectativas de boda poco realistas. 

El primer paso es ayudarles a elaborar un presupuesto. Así sabrán a dónde quieren destinar el gasto y dónde tendrán que encontrar soluciones creativas y rentables. 

Construir un marco orientado a las soluciones

Identificar las prioridades de cada uno crea un marco en el que tendrán que concentrarse. Uno de los cónyuges puede ser un sibarita cuyas prioridades incluyan degustaciones gastronómicas al principio del proceso de planificación de la boda. Su único objetivo es elegir un servicio de catering adecuado, crear el menú y seleccionar vinos que combinen bien con los entrantes. Otra pareja puede tener un tablero de Pinterest dedicado a la decoración de mesas y paletas de colores.

Identificar los componentes que ambos consideran menos críticos -por ejemplo, los detalles de la boda o los "save the date"- es una forma inteligente de priorizar tu experiencia en la organización de la boda. 

Como organizador de bodas, es útil anticiparse a los posibles conflictos antes de que surjan. Si el lugar soñado por tus clientes está reservado para los próximos dos años o se sale de su presupuesto, prepárate con soluciones creativas. 

¿Quizás se plantearían una boda el jueves por una fracción del coste? Disponer de opciones alternativas en todo momento evitará que la más mínima chispa se convierta en una llama ardiente. 

Sorpresa

Tu pareja está locamente enamorada, pero también son muy diferentes. Uno quiere pasar un sábado de relax. Otra quiere vivir la experiencia de un número musical de Broadway. Quieren una fiesta llena de risas y bailes TikTok.

Las parejas de novios pueden pensar que se conocen a la perfección. Sin embargo, cuando llega el momento de planificar la boda, se dan cuenta de que tienen enfoques muy diferentes. Comienza la tensión. 

Para aliviar parte del estrés, identifique tareas para cada uno que se ajusten a sus puntos fuertes. Por ejemplo, un miembro de la pareja puede encargarse de hacer un seguimiento de las confirmaciones de asistencia a medida que llegan por correo. Puede actualizar la hoja de cálculo de invitados o, mejor aún, realizar las actualizaciones a través de la aplicación de planificación que todos utilicéis para comunicaros. 

Al mismo tiempo, el otro puede centrarse en las tareas de la mesa basándose en esa información. Repartir las responsabilidades y las expectativas de comunicación ayudará a mantener a raya las sorpresas de comportamiento. 

Terror y ansiedad 

Una foto en blanco y negro de un novio mirando a su novia desde una esquina.
¿Pies fríos? ¿Enfado con la suegra? ¿Cómo gestionar las emociones de la pareja?

El local ha dejado tres mensajes de voz pidiendo un recuento final. Cinco invitados han solicitado una comida apta para celíacos. Tus clientes acaban de leer una crítica mordaz en Internet sobre el DJ que les recomendaste. Dos damas de honor aún necesitan arreglos. 

Y todo el mundo espera que usted calme el pánico que acompaña a las numerosas etapas de la organización de una boda. Puede que tu primer consejo sea recomendar a tus clientes que se descarguen una aplicación de meditación.

En primer lugar, recuerda a tus clientes (y a ti mismo) que eres un profesional. Puede que sea su primera boda, pero no la tuya, y sabes que debes esperar lo inesperado. Utilizar la lista de comprobación de la organizadora de bodas ayuda a garantizar que todo el mundo esté en sintonía. 

A continuación, recuérdale a tu pareja que su principal objetivo es disfrutar de su día y que tú estás ahí para ejecutar el plan. Puede que sigan teniendo la tentación de fugarse. Preocuparse por el tiempo y por que todo salga según lo previsto es perfectamente normal. 

Zen

Las parejas de hoy en día suelen tener que hacer malabarismos con muchas tensiones a la vez: la carrera profesional, la vida familiar, las relaciones familiares y mucho más. Planificar un acontecimiento importante puede ser abrumador en el mejor de los casos, pero cuando hay que tener en cuenta retos externos, aún lo es más. Aún más.

Para muchas parejas, el ensayo supone una toma de conciencia. Toda la planificación que han hecho y todo el trabajo que su organizador de bodas ha invertido durante meses y años da sus frutos. 

Las bodas extraordinarias no ocurren por casualidad. Cada etapa de una boda para recordar se desarrolla con una planificación meticulosa y una cuidadosa consideración de cada momento. Como organizador de bodas, observa cómo se evapora el estrés al que se aferraban los novios y cómo confían plenamente en ti.

La inteligencia emocional y las etapas de una boda

¿Planificar una boda puede ser una montaña rusa emocional tanto para la pareja como para el organizador? Sí. ¿Es un viaje salvaje? Sí. ¿Es pura euforia y vale la pena cada minuto? No lo dudes. 

Como aprenderás, estar ahí para tus clientes es mucho más que modificar el plano de la sala varias veces y negociar para que la banda toque una hora más en la recepción. Las etapas emocionales de una boda forman parte del proceso, ¡pero tú estás a la altura!  

Foto de Annette Corrie

Annette Corrie

Nuestro "Certificado de Curso Profesional de Planificación de Bodas" está aquí para ayudarle a través del proceso, proporcionando una guía paso a paso para empezar y tener éxito en su nueva carrera. Este curso le ayudará a adquirir las habilidades, el conocimiento y la confianza que necesita para supervisar todos los detalles de una boda. ¡Este curso le ayudará a preparar un evento exitoso y magnífico!

Artículos relacionados

Annette Corrie

Director del curso

Nuestro Curso de Planificación Profesional de Bodas está aquí para ayudarle a través del proceso, proporcionando una guía paso a paso para empezar y tener éxito en su nueva carrera. Este curso le ayudará a adquirir las habilidades, el conocimiento y la confianza que necesita para supervisar todos los detalles de una boda. ¡Este curso le ayudará a preparar un evento exitoso y magnífico!

Annette Corrie

Comenzar

DESCARGUE GRATIS EL FOLLETO DEL CURSO

Última
Favoritos
Cursos

Certificado del curso profesional de organización de bodas".

Este curso le ayudará a adquirir las habilidades, los conocimientos y la confianza que necesita para supervisar todos los detalles de una boda. ¡Este curso le ayudará a prepararse para un evento exitoso y magnífico!